Creí tener un sueño

Un día soñé con alguien que se levanta  todos los días muy temprano a cumplir  con su rutina de mañana y estar  puntual en su trabajo;  me llamó mucho la atención que pues siempre saluda muy cortésmente a quien cruza en su camino y constantemente su rostro mostraba una gran sonrisa acheter cialis meilleur prix.

Metódicamente toma su café alternado  con las actividades de escritorio que están pendientes, y aunque frecuentemente su oficina es visitada por alumnos de diferentes grados, para los que siempre tiene un comentario positivos que hacerles y las tareas que tiene son enormes, siempre tiene tiempo de atender a algún compañero a quien escucha con mucha atención.

Atiende  sus clases sin faltar un solo día, revisa tarea en tiempo y forma; se esmera en cumplir con lo requerido, en estos últimos tiempos, trata de mejorar la relación afectiva con sus alumnos, sin volverse permisivo. Esta consiente de lo importante que es su trabajo y cuida hasta el más mínimo detalle.

Tiene muchas cualidades, aunque también tiene defectos, los cuales sabe que debe ir corrigiendo. Le gusta prepararse contantemente, buscar materiales innovadores y atractivos para sus clases, le gusta ayudar a los demás y valora mucho el trabajo realizado por otros.

¡¡¡¡¡Es inmensamente apasionada!!!!!

Y al final descubrí que era YO, yo quien se compromete cabalmente en cada minuto con su labor docente, me di cuenta que era yo, además me di cuenta que pocas veces los maestros valoramos el gran trabajo que realizamos, nuestro trabajo debe de hablar por nosotros, y ese trabajo es una mejor sociedad. Hoy sé que me gusta que los demás noten y valores el trabajo del docente, pero sé bien que para que eso suceda debo de empezar por valorarlo YO.

María Teruko Pedraza Kamino

¡Compartir!

2 Comments

  1. Juan José Bárcena

    Es muy loable y reconocida esa noble labor de enseñar profesora. Yo fui su alumno en la secundaría Técnica 45 y hoy me es grato darle las gracias por abrirnos los ojos, por cimentar mis valores sobre el respeto a mi persona y hacia los demás y la confianza que siempre sembró en todos nosotros ayudando a alcanzar nuestros ideales. A mis años le puedo decir que gracias a su dirección, soy un Licenciado en Contabilidad, ejerciendo y que todo esto se lo debo a esos ánimos que nos impregnaba al impartir su clase cada día.

    Nuevamente, gracias.

  2. adelina corona

    muchas gracias por todas las enseñanzas, siempre las recuerdo y a usted la llevo en mi corazón

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.